miércoles, 16 de enero de 2013

La viguesa Tagtum crea un sistema antifalsificación con el microchip más pequeño del mundo

Tres milímetros... un paso de gigante en la lucha contra la falsificación

La compañía viguesa Tagtum  ha creado un sistema contra la falsificación de artículos de tamaño reducido como joyas, relojes, gafas o estilográficas, que emplea el microchip más pequeño del mundo para estas funciones, de apenas 3 milímetros.

El microchip emite un certificado por internet del producto en el que se ha instalado, y que se puede leer a través de una aplicación para los denominados teléfonos inteligentes. Además de verificar la originalidad de un producto, este sistema permitirá registrar su propiedad, facilitar su recuperación en caso de pérdida o acreditar su titularidad en todo momento para ventas de segunda mano.

Hasta la fecha, la implantación de esta tecnología estaba condicionada por un tamaño mínimo de chips de 30 milímetros de diámetro, lo que impedía integrarlos en artículos de reducidas dimensiones. Esta revolucionaria solución de la empresa gallega, que transmite al comprador la capacidad de poder garantizar en cualquier lugar del mundo la autenticidad de un objeto, ha logrado superar uno de los principales retos hasta la fecha: reducir el tamaño del componente electrónico al máximo.
Asimismo, el precio del sistema es perfectamente asumible frente a las ventajas que otorga. La plataforma TAGTUM supone entre 0,20 a 0,80 €, fácilmente absorbible por los artículos víctimas de este fraude a escala mundial.
Si a esto le sumamos la posibilidad de conectar el teléfono móvil de los clientes con toda una serie de nuevos contenidos y funcionalidades ofrecidos por el fabricante por medio del chip, estamos ante el resultado de lo que hoy en día ya se denomina la tercera revolución industrial: los artículos inteligentes.
Por el momento, sus creadores han recibido peticiones de información desde multinacionales del pequeño electrodoméstico en Silicon Valley, en California, hasta distribuidores potenciales en Grecia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario