martes, 18 de junio de 2013

El adiós definitivo a las copias compulsadas desde Galicia

Tagtum y Nea lanzan al mercado la tecnología que permite emitir documentos originales antifalsificación


Las empresas gallegas de tecnología de la comunicación Tagtum  y Nea  han lanzado Tagtum Originaldoc, una tecnología pionera en el mundo que abre la puerta a una nueva era en la garantía de los documentos originales. Esta innovación tecnológica facilita al usuario la verificación de la autenticidad del documento a través de su smartphone en cualquier lugar del mundo durante los 365 días del año. Además, permite a los usuarios realizar trámites oficiales sin necesidad de copias compulsadas y facilita la garantía de originalidad sin tener que memorizar complejas claves. En tan solo dos segundos podremos comprobar la autenticidad de un documento original.






El sistema de impresión Tadtum Originaldoc se desarrolla en un ecosistema altamente seguro, donde las piezas más importantes para su funcionamiento son el papel electrónico (documento original) que posee una capa tecnológica única, anti-copia y un smartphone que confirma la autenticidad del documento original. El acceso al documento original es confidencial y su contenido se encuentra disponible en diferentes formatos y soportes: en el ordenador, en el smartphone y en el propio papel. No existen dos documentos iguales: cada papel electrónico es único gracias a esta capa tecnológica anti-falsificación/anticopia.
Este sistema, único en el mundo en la impresión de documentos originales, realiza un registro inalterable del día, hora, nombre de la máquina que ha impreso el documento y datos del emisor. La autenticidad de los mismos puede comprobarse a través de un smartphone, ofreciendo así una garantía on line. Instituciones (Administración, Sanidad, Educación, Justicia, etc.) y empresas privadas, podrán beneficiarse de un nuevo standard en seguridad, confidencialidad, calidad y eficacia. Más allá de la verificación de un documento,
Originaldoc tiene múltiples utilidades de aplicación tanto en el entorno de la macroeconomía como en las tareas más cotidianas o privadas. Por ejemplo, podremos acreditar la autenticidad de un contrato, impedir la falsificación de documentos académicos como las calificaciones y, por supuesto, proteger los proyectos, desarrollos, prototipos y avances en I+D de nuestras empresas. Del mismo modo, la relación Administración-ciudadano dará un giro de 180 grados ya que será mucho más fácil y segura. Y en lo más alto de la pirámide pública, en cuanto a sensibilidad de la información, están las aplicaciones en Seguridad Nacional que son prácticamente infinitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario